Archivos Mensuales: agosto 2012

Coulis de higo chumbo

Sí sí, lo he dicho bien. Higo chumbo. Es una fruta deliciosa, y si os hacéis con unos pocos, ésta es una manera rica de comerlos.

Se encuentran salvajes en la zona del Mediterráneo y climas cálidos de América. Son los frutos de una especie de cáctus que se llama Opuntia ficus-indica. Tienen que estar de un color anaranjado, y mucho cuidado al cogerlos -con guantes o pinzas- y al pelarlos, con cuchillo y tenedor, ya que tienen pinchos.

El sabor a mi me recuerda a melocotones, albaricoques y fruta de la pasión. Es un sabor suave y dulce, pero al tiempo exótico y fresco.

Si, como los míos, están ya bastante maduros, las semillas de dentro se quedan muy duras y no resulta agradable comerlos al natural. Un coulis es una salsa, crema o puré ligero hecho por cocción o maceración. A continuación se debe colar la pulpa para que quede fina. En este caso vamos a macerar la fruta con azúcar.

Modo de preparación:

  • En primer lugar pelamos los higos- mucho cuidado de no pincharnos.
  • Los cortamos en rodajas y espolvoreamos generosamente con azúcar (foto de la izquierda)
  • Dejamos macerar entre 4 y 8 horas en la nevera, tapado.
  • Pasamos por un colador o chino, ayudándonos de una cuchara. Obtendremos un coulis espeso de la fruta.

Yo la usé para acompañar un tiramisú, y quedó genial. También puedes hacer un helado, un cóctel o un batido, te quedará buenísimo.

El resultado final, una salsa de un color vivo, suave y deliciosa.

Nota: Gracias papá por ir a coger los higos y explicarme esta receta. 🙂

Etiquetado , , , , ,

Receta de hummus que nunca falla

El hummus es muy fácil de hacer, 

pero me han pedido que explicara esta receta un montón de veces 

así que ahí va:

Esta es MI receta, a lo mejor tenéis una que os gusta más, o le queréis introducir alguna modificación a esta para hacerla más a vuestro gusto.

Lo que os aseguro es que esta no falla, así que es un buen comienzo si nunca lo habéis hecho.

Ingredientes:

  • 1 bote de garbanzos cocidos
  • 1/2 cucharada de pasta de sésamo (tahine) o en su defecto aceite de sésamo
  • 1/2 diente de ajo (opcional)
  • 3-4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 Limón (sólo el zumo)
  • la punta de un cuchillo de cominos molidos (también es opcional si no eres fan)
  • Sal
  • Pimentón para decorar

En primer lugar debemos lavar y escurrir los garbanzos, yo los pongo bajo el grifo en el colador.

Una vez escurridos los ponemos en el vaso de la batidora, o en la thermomix.

Añadimos el zumo de limón, el tahine, el ajo, el aceite, los cominos y la sal.

Batimos muy bien, añadiendo un poquito de agua a la mezcla si quedara demasiado apelmazada.

Probamos y ajustamos condimentos, es el momento de añadir más sal, limón, cominos o lo que deseemos, al gusto. 

Lo servimos con un chorrito del mejor aceite de oliva virgen extra que tengas y un poco de pimentón dulce por encima. Yo le he puesto también un poco de sésamo. 

Va genial con pan, palitos de zanahoria y apio. También se puede usar como salsa en una tosta o sandwich, para acompañar un pollo o un guiso o en el centro de una ensalada.

¡Bon apetit!

Esta receta me la enseñó Alejandra Pérez de la Vega, cuando montamos Sicilia Catering.…Gracias!!!

Receta de hummus que nunca falla

Etiquetado ,