Archivos Mensuales: agosto 2012

Fritatta y ensalada de remolacha

Con cualquier resto de pasta que tengas es muy fácil montar una comida en condiciones. Yo tenía un resto de espaguettis con brócoli y pesto de ayer, y hoy tenía visita a comer y no me daba tiempo a comprar nada. Yo la he hecho con lo que tenía, pero tú puedes adaptar esta receta a lo que haya por tu nevera.

Fritatta de restos

Ingredientes:

  • Resto de pasta con su salsa
  • 4 Huevos
  • 2 puñados de espinacas congeladas
  • Ajo  y aceite de oliva para rehogar
  • 1 trocito de queso brie
  • 1 lata de ventresca de caballa
  • 3 Anchoas
  • 1 cucharada de queso filadelfia light

Rehogamos en una sartén un diente de ajo picado con un poco de aceite de oliva. Cuando está doradito añadimos las espinacas hasta que estén descongeladas. Añadimos entonces el resto de pasta para que se caliente.

Vertemos todo esto en un bol y añadimos los 4 huevos (para una fritatta grande), la lata de ventresca, la cucharada de filadelfia, las anchoas picadas y el queso brie en trozos no muy pequeños.

Removemos bien, y vertemos de nuevo en la sartén, la dejamos cuajar a fuego lento como si fuera una tortilla normal, dándole la vuelta a mitad de cocción.

Para la ensalada de remolacha:

Yo he utilizado dos remolachas frescas, tienes que pelarlas, y luego rallarlas. Las he aliñado con aceite de oliva virgen extra zumo de lima, sal maldón y cilantro picadito por encima. Se le puede poner mayonesa y queda muy rica, pero nuestra fritatta ya era bastante consistente así que preferí que quedara más fresca y ligera.

Esta receta es muy socorrida,  además, vale para comer al día siguiente o para preparar con antelación, un toque de micro y ¡Lista! Además, las opciones son infinitas,  se le pueden echar muchas verduras distintas, atún, algo de embutido picado, aceitunas, quesos….Suerte y ya me contaréis! 

Etiquetado , , ,

Motha Madrid, el mérito de que te importe lo que haces.

Motha ha sido el descubrimiento del verano, que os aseguro, no pasará de moda en invierno.

Motha. Foto de Rafa Gil.

Un sitio donde las cosas son de verdad. Daniel es el chef y Syl se ocupa de la sala, son lovers y artífices de Motha, y te acogen como si fueras a su casa. Desprenden entusiasmo y pasión, y se nota que les importa lo que hacen. Si deseas llevar a tu Sr.Perro, bien portado, será mejor que bien recibido. El ambiente es relajado, y estoy segura de que dentro de no mucho habrá que madrugar para pillar sitio en una de sus siete mesas.

Pero lo mejor de Motha sin duda es la comida. Un buen ambiente, decoración, comunicación, cercanía, y Motha tiene de todo esto, no valdría de nada si la comida no estuviera deliciosa.

TODO desde el pan a las conservas se elabora allí mismo, y el resultado, te lo aseguro, se nota. Es de esos sitios de los que sales, y una semana más tarde has desarrollado un mono tremendo por volver, porque tu cuerpo te está pidiendo esa tarta de fruta de la pasión y coco, la limonada casera con lemongrass o el fino de calabacín con piñones…sólo podemos decir que está todo de muerte.

  

Estamos de suerte, porque Motha es el sitio que Huertas se merecía, y creo que Daniel y Syl pueden decir que se están ganando la clientela que se merecen. ¡¡Enhorabuena!!

Etiquetado , , , , , ,